Como encender a un hombre

En las siguientes líneas te voy a proponer una especie de juego y unos consejos útiles para hacer el amor. Aprenderás como seducir a un hombre en la cama de manera fácil.

Serán, sobre todo, juegos divertidos y excitantes, brindándote unos excelentes momentos de placer. Lo dirijo a la mujer, pero se puede aplicar igualmente si se trata de un hombre.

Simplemente sigue estos prácticos consejos para hacer el amor que te voy a mostrar a continuación. Te servirá para caldear el ambiente, ponerle un poco de chispa a cualquier situación y en definitiva excitarle. Estoy segura de que se rendirá ante tu dulzura y no podrá mostrar resistencia ante tu encanto.

Para empezar, fuera luces. La total oscuridad dará un ambiente muy propicio. Cuando no hay luz, otros sentidos se acentúan y compensan esa falta de visión. Una gran cantidad de nuevas sensaciones aparecerán de manera inmediata, estimulando sus sentidos más primitivos.

Puedes tomar un sensual baño caliente. Si deseas que sea algo divertido, realiza un juego sexual, masajeando y enjabonando el uno al otro. A continuación, podrías extender una manta sobre el suelo y coloca un plástico encima, en este caso, una cortina de ducha puede valer. Llena un recipiente con agua templada, échale un poco de crema corporal, uno de esos aceites infantiles podría valer y añade un taponcillo de un perfumado Gel de ducha.

 

Sentaros ambos en el plástico uno frente al otro, tan íntimamente como sea posible. Utilizando esponjas empapadas con el líquido de baño que has preparado previamente, aplícalo el uno al otro por todo el cuerpo… A partir de aquí, déjate llevar… Seguro que experimentas nuevas sensaciones.

Deja que el agua tibia se deslice por el cuerpo desnudo de tu pareja. El agua caliente con su fragancia despertará el sentido erótico mientras estáis sentados en la penumbra. No tengas duda en mantener una cierta concentración en puntos estratégicos con más contenido sexual del cuerpo. Con toda seguridad vas a querer continuar con cierta actividad tras el baño de esponja.

Una vez que hemos acabado con el baño y estamos limpios, frescos y aseados, empieza el verdadero juego sexual. Pídele a tu pareja que te seque frotando ligeramente con la toalla. Puedes utilizar técnicas de estimulación aplicando calor para acercarte al clímax. Seguimos experimentando sensaciones con la oscuridad como aliada. puedes Incluir vendas o máscaras si fuera necesario para aumentar las sensaciones.

Deja a tu pareja que se tumbe en la cama y separa sus piernas todo lo que pueda. Puedes Deslizarte entre sus piernas llevando cuidando de no tocarle con tus manos o con cualquier otra parte de tu cuerpo. Puedes iniciar una pequeña ráfaga de besos por la parte interior de sus muslos, sus rodillas y cualquier parte de su cuerpo. Seguidamente puedes besarle por todas partes. Deslízate sobre el de manera que no pueda tomar la iniciativa, improvisa, que no sepa dónde estás ni que vas a hacer a continuación. Una vez que esté totalmente encendido, móntate sobre él y cabalgar.