Razones por las que hay quienes dicen que cepillarse de inmediato tras cada comida es un mito de salud oral

A todos nos lo han dicho al menos una vez en la vida: “Lávate los dientes después de comer”. Y hacerlo tiene mucho sentido para la salud oral, sin embargo, muchos especialistas están de acuerdo en que hacerlo inmediatamente después de comer no es lo más recomendable, particularmente, cuando se consumen determinados alimentos o bebidas. Puedes encontrar más consejos como estos en http://clinicamuller.es

El peligro ácido

El cepillado posterior a cada comida es un gran aliado de tu salud oral que evita la acumulación de bacterias en la boca, pero lo mejor es hacerlo al menos 40 minutos después de ingerir el último bocado o sorbo, especialmente, cuando se han ingerido alimentos acídicos. Lo que ocurre es que el ácido que se queda en el tejido bucal realmente tiene cierto efecto corrosivo capaz de suavizar el esmalte y, en estas condiciones, el cepillado podría afectarlo.

¿Qué debería hacer?

No es que ahora temas cepillarte tras las comidas y entonces comiences a evitarlo. Más bien, se trata de que tomes ciertas precauciones al hacerlo.

Después de comer, beber el té (los tés frutales pueden ser muy ácidos) o tomar un aperitivo, bebe un vaso mediano de agua que te ayude a disolver en lo posible los depósitos de ácido y azúcar que se queden en tu boca. Luego, espera entre 40 minutos y una hora (que es el tiempo en que la boca equilibrará por completo el nivel de acidez que se haya generado) y ya entonces, sí cepíllate. Recuerda que en este momento bastará con que hagas una limpieza general que elimine los restos de alimentos y que realmente no hace falta que te laves a conciencia como lo harías al final del día o por la mañana al despertar.

Imagen cortesía de http://jgdprod-us.s3.amazonaws.com/. Todos los derechos reservados.